Escuela de Padres ( paternidad )

Las Peleas de los Niños

178Vistas

Con mucha frecuencia los niños cuando están jugando con sus amiguitos se disgustan por detalles que en ocasiones son insignificantes, pero que desencadenan pleitos entre ellos. Los padres, como es natural, tratan de intervenir para resolver el conflicto, pero no siempre se obtienen los mejores resultados de esos pleitos infantiles. ¿Es beneficioso que los padres intervengan en las peleas de los niños? A continuación se mencionan algunas ideas al respecto:

1. No interrumpa – A los niños les conviene aprender a negociar sus diferencias de opiniones con sus amiguitos por lo tanto no interrumpa de inmediato la discusión. Observe el curso de la misma y cuando lo crea conveniente intervenga para ayudar a resolver el conflicto.

2. Intervenga – Si usted observa que la discusión ha llevado a los niños a hacerse daño físicamente con golpes, o si nota que uno de los involucrados se está aprovechando de su fuerza y estatura para golpear al otro. En ese caso intervenga de inmediato.

3. Explique a los niños lo que hace – Si usted interviene en un pleito infantil explique a los niños el daño que se están ocasionando y cómo puede afectarlos. Ayúdelos proponiéndoles una solución justa al problema. Mejor aún sería ayudarlos a llegar a un acuerdo que beneficie a ambos. Expréseles confianza en que ellos pueden arreglar el problema por medio de la paz.

4. Haga sugerencias – Trate de compartir con los involucrados tácticas para encauzar el enojo de acuerdo a la edad de los niños. Algunas de ellas son evitar el conflicto, recurrir a las palabras y no a los puños, establecer turnos para hablar, contar hasta diez antes de perder el control, pensar antes de actuar y ponerse en el lugar del otro.

5. Sea imparcial – No resuelva las peleas por posesiones dándole a cada uno algo. Los niños deben aprender a compartir.

6. No juzgue – Muchas veces se culpa a los niños mayores por los pleitos, cuando los más pequeños a veces son los que ocasionan el problema porque son exasperantes y no tienen la razón.

7. Sea un modelo – Haga que su forma pacífica y amigable de resolver los conflictos sea un ejemplo digno de imitar para sus hijos.

Leave a Reply