Lideres Y Maestros

Los Niños en la Iglesia

Seminario para Padres

48Vistas

¿Cómo enseñarlos a ser reverentes?
Seminario para Padres

Parte 1  ¿Qué es reverencia?

A. Reverencia significa:
a. Es el respeto profundo a Dios
b. Es establecer la diferencia entre lo común y lo sagrado
c. Es la actitud de sumisión del adorador hacia su Creador.

¿Cómo les expresabas respeto a tus padres cuando eras niño/a?

A. Todo niño debe aprender a reconocer la diferencia entre:

1. Su casa y la casa de Dios.
2. Un libro y el libro de Dios.
3. Una canción y los cantos de alabanza a Dios.
4. Su dinero y el dinero de Dios.
5. Las actividades en su casa y las de la iglesia
6. La ropa para la casa y la ropa para la iglesia

Parte II  Enseñando Reverencia

A. Reglas Básicas que los niños deben aprender sobre la reverencia
1. Vamos a la iglesia para adorar a Dios.
2. En la iglesia no se corre.
3. A la iglesia no se llevan juguetes ruidosos ni comunes.
4. En el salón de culto no se grita ni habla fuerte.
5. Durante el tiempo de la oración deben estar en silencio y con los ojos cerrados.
6. No deben dañar o romper las cosas de la iglesia.

B. Elementos que favorecen la reverencia
1. El orden y la limpieza
2. La comodidad del lugar
3. La atmósfera de amor, comprensión y aceptación
4. Los programas adaptados
5. Objetivos claros y buena preparación
6. La participación
7. El horario

Parte III  Etapas del desarrollo de los niños y la enseñanza de la reverencia

A. El Bebé en la Iglesia
Durante los primeros meses no molesta ni hace ruido.
El período de duración del culto puede resultar muy largo por lo tanto los padres deben estar preparados.
Si necesita ser alimentado la madre debe llevarlo a un lugar privado en la iglesia, pero no dentro del santuario.

Si el Bebé llora en la iglesia:
Llevarle fuera del templo para evitar la interrupción.
Revisar si está húmedo o tiene algo que le incomoda.
Darle agua o alimento si es la hora
Mostrarle algún objeto de color llamativo para entretenerlo.
No lleve a la iglesia juguetes que hagan ruido.
Acariciarlo pues tal vez esté cansado.

B. Los niños de 2-5 años
Son más inquietos y les gusta caminar en la iglesia de un lado para otro.
No tienen la capacidad de comprender el mensaje del predicador.
Sus períodos de concentración y atención son muy cortos.
Deben ser entrenados en su casa con paciencia y amor durante el culto familiar.

¿Qué se debe hacer con ellos?
Satisfacer sus necesidades físicas antes de entrar al templo.
Proveerles materiales Cristo-céntricos para mantenerlos quietos durante el culto.
Evitar sacarlos del salón de reuniones a menos que sea necesario.
Permitirles participar en algunas actividades del culto tales como:
a. sostener el himnario mientras se canta.
b. depositar la ofrenda en el platillo.
c. historia del Rincón Infantil

C. Los niños de 6-9 años
Sus períodos de concentración son mayores y disfrutan las historias e ilustraciones.
Ya se han iniciado en la lectura.
Les gusta participar y no solamente observar.
Generalmente quieren estar junto a sus amiguitos, pero no deben estar solos con ellos.
Les agradan los lugares y la compañía de las personas que los tratan bien.

D. Los Niños de 10-12 años
Están maduros para atender y aplicar el sermón a su vida.
Comienzan a comprender mejor los conceptos abstractos y simbólicos.
Son muy sensibles a la presión de sus iguales.
Están en la edad de tomar una decisión por Jesús.
Sus mentes cuestionan y necesitan que se les expliquen sus dudas.
Están acercándose a la pubertad y necesitan buenos modelos.

Parte IV  ¿Qué puede hacer la iglesia?
Establecer un programa complementario que sea variado y adecuado para estas edades.
Iniciar una clase de doctrinas bíblicas permanente.
Ofrecer seminarios de orientación basados en los temas de interés del grupo.
Seleccionar líderes que establezcan un programa que satisfaga las necesidades del  grupo:
– Físicas     – Espirituales
– Sociales   – Intelectuales