Alimento para el Alma

Planes Cambiados

141Vistas

Hoy quiero que pienses por unos minutos en la diferencia que existe entre estos dos concepto: planes cambiados y cambio de planes. En el primero se presenta un plan que ha sido cuidadosamente estructurado, pero parece que al llegar el momento de ejecución algo hizo que los planes fueran cambiados. En el segundo se presenta una situación que muchas veces enfrentamos cuando hemos planificado algo y luego tenemos que cambiar el plan por una razón y otra.

Aunque las dos expresiones parecen ser casi similares es necesario tomar en cuenta algunos elementos importantes.

  • Si haces planes y son cambiados, porque hay circunstancias que no favorecen la ejecución del plan, entonces necesitas entender que hay fuerzas mayores que actúan cambiando y lo mejor es aceptar la situación.
  • No siempre lo que planificas es lo mejor y un cambio puede evitar consecuencias lamentables.
  • Si has planificado algo y te ves en la obligación de cambiar, recuerda que ya se presentará otra oportunidad para realizar tu plan. Si finalmente no lo puedes realizar piensa que no convenía.

Todo esto nos lleva a concluir algo sencillo que está claramente expresado en la Biblia. Si lees en Proverbios 19:21, notarás que Salomón dice que necesitamos aprender a seguir el consejo de Dios en todo lo que planificamos. Es posible que nuestros planes sean buenos, pero la última palabra la tiene Aquel que conoce lo que es mejor. No te incomodes ni enojes porque las cosas no salen como lo pensabas. Siempre recuerda que hay en el cielo un Dios que quiere lo mejor para ti y no te dejará equivocarte, pero si insistes en seguir tus planes entonces no olvides que de todas formas El te ayudará.