Desde Mi Hogar

Llegó Diciembre

192Vistas

¡Diciembre, el último mes del año! Eso no es una noticia nueva, porque es bien sabido que un año tiene doce meses y el último es diciembre, pero lo que hace la diferencia es todo lo que ha sucedido en los once meses anteriores. Cuando se llega al final de un año por lo general nos enfrascamos tanto en las celebraciones que la Navidad trae, y nos llenamos de tantas actividades que termina el mes de diciembre y nos encontramos exhaustos para comenzar con el nuevo año.

Esta rutina se repite año tras año sin que nos demos cuenta de los resultados y consecuencias de las decisiones tomadas durante esos doce meses. Sería muy bueno que antes de terminar el año podamos tomar un tiempo en nuestro agitado horario personal para hacer un sencillo ejercicio de sinceración con Dios y con nosotros mismos. Esto nos podrá ayudar para enfocarnos en los objetivos e ideales que debemos y necesitamos tomar para el año venidero. Nos permitirá evaluar hacia dónde vamos con nuestras decisiones y lo que esperamos lograr tanto con nuestra salud física, emocional y espiritual. Podremos hacer ajustes en todo el sentido de la palabra y cambios que contribuyan a nuestra mejor manera de vivir.

Es mi mejor deseo que el Año 2019 se convierta en el año en el cual podamos identificar diariamente lo que Dios nos da durante esos 360 días que conforman el año y que pocas veces valoramos y aprovechamos sabiamente. No tenemos idea de lo que el año traerá, pero podemos planificar para vivir día a día tratando de cumplir con la voluntad de Dios.

Bendiciones,

Evelyn O.