Artículos Destacados

Tiempo Devocional con Dios

304Vistas

El tiempo es uno de los recursos más valiosos que tenemos y el que tal vez manejamos en forma incorrecta. Con frecuencia decimos que “no nos alcanza el tiempo” y eso puede ser muy cierto porque dependiente del uso y la distribución que damos al tiempo serán los resultados que obtendremos.

La Biblia dice muy acertadamente en Eclesiastés 3 que TODO TIENE SU TIEMPO. Esto significa  que cuando tratamos de adelantarnos a algunas cosas, posiblemente estaremos alterando el curso del tiempo que ya Dios tiene determinado para eso en particular. Pero también podemos aplicar esta declaración al uso que damos del tiempo de acuerdo a nuestras prioridades. En Mateo 6:33 se nos presenta una fórmula que es por demás muy importante. Si realmente deseamos hacer uso correcto de nuestro tiempo lo primero que debemos hacer es establecer un espacio definido para tener una relación personal e íntima con Dios. Eso se logra mediante el estudio diario de la Biblia y la oración. Son los dos medio por los cuales conocemos más de cerca la voluntad de Dios para nuestra vida y le contamos a Él nuestros planes, ideas y proyectos.

A continuación comparto con ustedes siete razones por las cuales el tiempo devocional con Dios es tan beneficioso e importantes para nosotros:

  1. Dios desea tener un encuentro diario contigo
  2. Durante ese tiempo especial tu corazón y mente se preparan para escuchar lo que Dios quiere decirte
  3. Tu fe en Dios crecerá mientras él se revela asi mismo diariamente
  4. El Padre Celestial quiere establecer una relación personal y de amistad contigo
  5. Jesús tomaba tiempo para mantenerse conectado diariamente con su Padre, y tú también lo necesitas
  6. Este tiempo te ayuda a limpiar tu mente y corazón de las influencias dañinas
  7. Un tiempo devocional te ayudar a superar y manejar adecudamente la ansiedad y la preocupación

Medita en estas razones y busca crear el hábito de separar un espacio de tu tiempo para tener unos minutos de devoción personal con Dios. Al principio te puede resultar un poco difícil, pero tan pronto formes el hábito te aseguro que unos minutos no serán suficientes. Queras tener más y más tiempo con Él y de eso trata el éxito en la vida.