Artículos Destacados

Momentos de Intimidad Con Mi Biblia

387Vistas

Hoy una de las personas que se unió a nuestro grupo Mujer de Fe y Oración expresó que le había llamado mucho la atención la palabra “intimidad” en el título de nuestra actividad del mes de marzo donde estamos estudiando salmos y escogiendo los versículos que más nos impacta de dichos salmos. Eso me ha motivado a escribir este mensaje para explicar un poco más lo que buscamos con esos momentos “intimos con mi Biblia”.

La intimidad es definida  como el conjunto de pensamientos, sentimientos , sensaciones o hábitos propios de una persona. Es algo sumamente privado que experimentamos y que no hacemos público. Cuando aplicamos el término a “intimidad espiritual” lo que se quiere dar a entender es que hay pensamientos y sentimientos que se generan en nuestra vida espiritual  y que se logran dedicando momentos especiales para ello. Al referirnos a MOMENTOS DE INTIMIDAD CON MI BIBLIA estamos buscando algo más que simplemente tomar la Biblia en nuestras manos, sentarnos y abrirla para leer algo en ella. Esa acción, aunque es beneficiosa, no puede garantizarnos un nivel de “intimidad espiritual”.

Si bien es cierto que Dios nos habla de diferentes formas, está comprobado que mientras más sentidos aplicamos a nuestras actividades de aprendizaje, más garantía hay de que el proceso se cumpla eficientemente,  Al orar, abrir nuestra Biblia, leerla, escribir algo sobre lo leído, meditar en ello  y compartirlo, estamos realizando varias actividades que contribuyen a fijar el contenido de lo leído y nos garantizan un mejor aprovechamiento espiritual. No quiero decir que leer la Biblia no es suficiente, pero hacer algo más que leer llegará a desarrollar esa intimidad que tanto necesitamos y que muchas veces buscamos afanosamente sin conseguirlo porque nuestros momentos con la Biblia son muy apresurados y superficiales.

Te animo a que busques un cuaderno, libreta o diario y lo mantengas junto a tu Biblia para que puedas reforzar tu estudio personal. Verás que esas actividades tan sencillas te van despertando el gusto por tu Biblia y finalmente te ayudarán a crear el hábito de reflexionar y meditar en la Palabra de Dios más intimamente.

Dios te bendiga