Jardín de Oración

Mi Tiempo Devocional

357Vistas

Todos necesitamos tener un tiempo separado en nuestro diario vivir para estar en comunión con Dios y recibir la fortaleza necesaria para enfrentar las situaciones de la vida. Eso no significa que solamente buscamos la ayuda y la presencia de Dios en un momento del día y luego nos olvidamos de Él. Necesitamos llegar a desarrollar una amistad y dependencia del Señor tan estrecha que en cada minuto de nuestra vida sintamos que estamos en su presencia.

Sin embargo, es necesario que aprendamos a desarrollar el hábito de iniciar el día dedicando a Dios un espacio de tiempo. Es algo así como que tomamos una dosis de fortaleza espiritual para el resto del día. A continuación te comparto unas ideas muy sencillas que puedes comenzar a implementar y ellas te ayudarán a formar ese hábito.

  1. Escoge el tiempo más adecuado para que no tengas interrupciones. Para algunas personas es muy temprano en la mañana cuando el resto de la familia duerme, para otros es un poco más tarde y para algunos será en la noche. Lo mejor es que sea en la mañana, pero lo importante es que tengas ese tiempo apartado para tu devoción.
  2. Escoge el lugar adecuado. Te sugiero que no sea en tu cama, ve a otro lugar de la casa que te guste y donde estés cómoda. Coloca en ese lugar una cesta o caja con tu Biblia, libreta de notas, diario, lápices, plumas o resaltadores para usar en el estudio
  3. Has una lista de nombres y motivos por los cuales orar diariamente.
  4. Dedica tiempo para orar y leer la Biblia.
  5. Lleva un diario devocional para anotar los pedidos de oración, y los versículos de tu estudio que puedes compartir con otros. Si lo deseas puedes unirte al grupo Mujer de Fe y Oración en Facebook donde diariamente publicamos versículos sobre temas en particular.
  6. Canta o escucha música cristiana durante tu tiempo devocional

Imagínate las transformaciones  que podrán ocurrir en tu vida si cada día pasas tiempo, mejor dicho,  más tiempo acercándote a Dios a través de su Palabra. Será un tiempo dedicado a algo de valor eterno que cambiará tu vida para siempre. Te aseguro que verás grandes resultados.