Artículos Destacados

Un Sello En Tu Corazón

364Vistas

Muchos estudiosos de la Biblia han declarado que el libro El Cantar de los Cantares es una declaración del amor que existió entre Salomón y la mujer que fue su esposa preferida. Todos sabemos que la vida sentimental de este sabio estaba saturada de mujeres y aventuras, pero en estos capítulos encontramos muchas expresiones del verdadero amor conyugal, que también podemos aplicar a la vida espiritual.

En el mes de febrero se celebra el Día del Amor y quiero tomar del libro de Cantares una expresión que para mí es además de una declaración de amor, un compromiso de fidelidad y amor eterno entre dos personas que se aman y han decido compartir la vida juntos. Por lo general estas palabras se escuchan en las ceremonias matrimoniales. Me refiero a lo que se encuentra en Cantares 8:6,7.  En el versículo siete encontramos a una novia haciendo un pedido muy especial; “ponme como un sello, como un marca en tu corazón”.  Evidentemente para una mujer tener la seguridad de que ella es el objeto de amor único para su amado es uno de los sentimientos que le proporcionan más seguridad y felicidad. Toda  mujer quiere ser “la única”, la dueña de los más íntimos afectos de su esposo, y es responsabilidad de él asegurarle su amor incondicional y su fidelidad.

Luego se introducen otras expresiones que dan más sentido al pedido de amor y seguridad.  El amor que esta pareja experimenta, es muy intenso porque en el diálogo se establece que nada podrá apagarlo, y se afirma que ni el fuego, ni las muchas aguas lo podrán destruir. Es un amor que resiste todas las adversidades, pero se mantiene firme y es invencible ante todo lo puede tratar de deshacerlo. Eso es amor verdadero, y real porque la vida matrimonial no siempre será un camino fácil, pero si hay verdadero amor podrá soportar los embates de nuestras diferencias y dificultades.

En varias ocasiones entreviste parejas que afirmaron haber dejado de amar a su cónyuge y por lo tanto no deseaban seguir unidos en matrimonio. ¿Qué puede hacer que se acabe el amor? Muchos factores pueden contribuir a deteriorar el amor, pero cuando el amor es verdadero “nada podrá apagarlo, ni destruirlo”. Es posible que aquellos que están experimentado dificultades en su matrimonio necesiten meditar un poco en estos versículos para encontrar motivación y luchar por el amor que seguramente esta muy dolido, confundido y resentido. Dios es amor, y él estuvo presente cuando se hicieron los votos matrimoniales, por lo tanto también estará presente en todo matrimonio que desee recuperar lo que el enemigo de la felicidad matrimonial les está robando. No dejemos que nada apague ese amor.