Artículos Destacados

NUEVO COMIENZO

340Vistas

Ya han pasado dos días desde que comenzó el 2018 y seguramente la mayoría de las personas están planificando su regreso a las actividades regulares del diario vivir. Muchos regresan de las vacaciones, los niños se preparan para volver a la escuela, otros están ya de vuelta en sus lugares de trabajo y cada quien se proyecta de forma diferente depediendo su estilo de vida y compromisos adquiridos. Sin embargo, estos primeros días del año son oportunos para fijarse metas a corto y largo plazo.

He conocido muchas personas que no se interesan por definir el rumbo de vida que desean llevar al inicio del año porque tal vez se les hace difícil alcanzar los objetivos que se proponen. Hay quienes comienzan en el año con grandes y ambiciosos planes, pero muy pronto el entusiasmo se desvanece. Sea cual sea la situación de cada quien, personalmente creo que es bueno establecer algunas metas para la vida. Aunque no tenemos garantizados los días que hemos de vivir, un buen ejercicio es “contar esos días con sabiduría” como dice el salmista.

Es posible que uno de los problemas que más frecuentemente se presentan al no poder alcanzar nuestras metas del año es que escogemos metas complejas, poco ajustadas a nuestra realidad y que requieren de cierta estructura. Mi consejo es que comencemos escogiendo metas sencillas, que nos permitan ir midiendo los logros alcanzados y que nos motiven hacia algo mayor y mejor. ¿Cuáles podrían ser algunas de esas metas para comenzar el 2018?

  1. Cuidar los alimentos que ingerimos – Cuidar es diferente que eliminar. Por ejemplo, si nos proponemos cuidar el consumo de azúcar, tal vez lo podamos lograr más fácil que si decidimos eliminar el azúcar por completo. A veces queremos introducir cambios muy radicales y no somos capaces de mantener ese objetivo por largo tiempo. Poco a poco es mejor.
  2. Usar las redes sociales con moderación – Si reconoces que eres una persona que se mantiene conectado con el teléfono, IPad, computadora, etc. por muchas horas en el día, necesitas pensar en la posibilidad de desconectarte por varias horas. No busques excusa; simplemente DESCONÉCTATE.
  3. Dedicar un espacio de tiempo para el crecimiento espiritual – No te limites a leer la Biblia solo cuando vas a la iglesia. De esa forma será difícil conocer verdaderamente a Jesús. Este objetivo requiere que seamos intencionales, en otras palabras, hay que proponerse a separar ese tiempo sin excusas.
  4. Fortalecer las relaciones interpersonales – Fuimos creados para convivir en familia, con amigos, y no como seres aislados. Una buena práctica para este nuevo año podría ser realizar actividades como familia por lo menos una vez cada quince días. Lo ideal sería semanal, pero no fijemos metas que no podremos cumplir a menos que estemos dispuestos a hacer cualquier ajuste necesario.
  5. Planificar un proyecto especial- En todos los hogares hay mejoras que realizar, cosas que cambiar, reparaciones que hacer, etc. Es muy propicio este tiempo para definir algún proyecto que producirá bienestar y satisfacción a toda la familia. Si desde comienzo de año se define y planifica, seguramente cuando el proyecto esté terminado será de mucho bien.

Estoy segura que ustedes pueden seguir añadiendo ideas a esta sencilla lista. Yo personalmente ya estoy trabajando en mis proyectos junto con mi esposo para darle un rumbo productivo a nuestra vida. Les deseo lo mejor para este nuevo año y que podamos avanzar día a día haciendo lo mejor de nuestra parte.

Evelyn O.