Perlas de Sabiduria

Escucha Su Voz

202Vistas

Querida Princesa:

Siempre estoy aquí por si me necesitas. Nunca estoy tan ocupado como para no poder hablar contigo. Si silencias los sonidos de las cosas que te rodean y no te permiten escuchar mi voz, comenzarás a oírme en tu espíritu. Cuando no sepas a dónde recurrir, me escucharás darte una dirección divina. Cuando necesites un amigo, me oirás susurrar; “Estoy aquí”. Cuando necesites consuelo, me escucharás llamarte; “Ven a mí”. No permitas que la voz de tus propias incertidumbres te distraigan para no oír mi voz, constante aunque suave. Aquieta tu espíritu, y descubre que yo soy tu Padre Celestial y tú eres mi preciosa hija; ¡y que me encanta que me escuches!

Leave a Reply